miércoles, 16 de noviembre de 2011

Si el día de ayer fue duro, cosa que se puede deducir si se lee mi entrada, hoy lo ha sido más si cabe. Las pacientes que María y yo tenemos en el cuarto están todas bastante mal y hoy todo parecía ponerse en contra mas de lo habitual. Ver que podrías hacer mucho mas si contaras con mas recursos y mayor disposición del personal, en mitad de la situación de tener 8 mujeres enfermas a tu cargo en estado la mayoría graves, te genera un nudo en la garganta que te haría salir corriendo sin mirar atrás. Pero no puedes, no quieres, tienes que poner todo de tu parte y esforzarte aun mas en intentar que las cosas salgan bien. María, que lleva aquí desde febrero trabajando a este ritmo y en estas circunstancias, dice que últimamente está abatida, sobrepasada, que hay días que siente que no puede más con esta lucha constante de querer hacer tanto como le gustaría y no poder. Después en la consulta, por si era poco, la mitad de la mañana hemos estado sin luz, cosa que aquí es normal, por lo que no podíamos contar con todos aquellos aparatos que son eléctricos (pantalla para ver las radiografias, hemoglobinas, tensión arterial) dificultándose aun mas el trabajo. Y asi estamos, nadie me dijo que fuera a ser fácil enfrentarse a este medio y por supuesto, cada día me levanto y me digo a mi misma ánimo, y doy apoyo a María y levanto su ánimo como puedo y le alabo la labor que está haciendo aquí, porque ni yo misma sé, sinceramente, si aguantaría un periodo largo trabajando aqui, aunque quiero pensar que sí, porque es lo que siempre he deseado y por otra parte me llena mucho cuando conseguimos que los pacientes mejoren y les damos el alta y vuelven a los controles mucho mejor que la ultima vez, y cumplen los tratamientos, etc. Lo dejo aquí por hoy.

La segunda parte del día ha sido muy interesante. He asistido a la reunión que se realiza dos veces al año del CCC (Comité Consultivo Comunitario). Este es un grupo de 21 miembros, todos ellos personas relevantes y representativas de la comunidad, tales como: representante de asociaciones juveniles, trabajadores de la salud, representante de médicos tradicionales, representantes del gobierno local, de asociaciones femeninas, de organizaciones religiosas, locutora de la radio comunitaria, jefes de barrios. El CCC fue creado hace dos año con el objetivo de facilitar la comunicación entre las comunidades y el equipo de investigadores del CISM. A su vez el CISM, tiene una serie de responsabilidades para con el CCC, que son: formar a los miembros en materia de concepción de proyectos comunitarios y educación para la salud, principios básicos de bioética e investigación científica y nociones básicas de enfermedades especificas. Y por otro lado, orientar a los miembros del CCC sobre todos los aspectos relativos a los estudios. Como sabeis, en el Centro de Salud El Progreso de Badajoz, donde hice mi especialidad, se realiza también mucho trabajo con la comunidad y es por eso por lo que quería asistir a esta reunión que por suerte ha coincidido durante mi estancia aquí a que solo se realiza como he dicho dos veces al año. Pues bien, durante aproximadamente 3 horas que ha durado la reunión, se les han presentado algunos de los diferentes estudios que se están llevando a cabo ahora mismo en el CISM como el estudio de la vacuna de la malaria, otro de control de antimaláricos que se venden en la calle de forma descontrolada y algunos mas. Los integrantes del CCC han aprovechado para hacer sus preguntas y por otra han dado información que puede ser relevante a la hora de llevar a cabo estos estudios. A su vez después, cada uno de estos miembros, es responsable de divulgar toda esta información dentro del organismo que cada no representa y al resto de la comunidad en general. Una de las asistentes es locutora en la emisora de radio local, con lo que la información será dada también por este medio garantizando asi una mayor difusión. Yo he disfrutado como una enana, porque soy una enamorada del trabajo con la comunidad y lo considero fundamental y en este medio, se revaloriza mas si cabe. Después, se nos ha invitado a comer en un restaurante del pueblo, que por poco se nos junta con la cena!! Pero estaba todo riquísimo, jeje. Quiero dar gracias a Carolina, de acción social, que fue quien me invitó a asistir cuando le mostré mi gran interés. Y aprovecho y hago un guiño a Ignacio mi tutor de residencia, que tanto me enseño de trabajo comunitario y que tanto podría aportar aquí; Ignacio, te volverías loco en este medio ;).

Aporto foto para que me veais integradísima en el CCC. Soy la que no tengo camiseta y gorra verde. Y la única molungu!! Jajaja. Besitos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada